el futuro de la comida a domicilio: la historia jamás contada

in MERCADO DE SERVICIOS by

¿Que beneficios tenemos por comprar alimentos en línea? ¿Cual es el futuro de la comida a domicilio?

El futuro de la entrega a domicilio

Hace unos días se celebró en Zaragoza la segunda edición de Gastronamía, un think tank que tiene como objetivo abordar cuestiones contemporáneas. En esta ocasión, el tema elegido propuso profetizar lo que será la gastronomía en 25 años. Insistieron en realizar un trabajo revisionista y endogámico, por estado, en gastronomía.

el futuro de la comida a domicilio: la historia jamás contada
el futuro de la comida a domicilio: la historia jamás contada

Quizás solo tenemos unas pequeñas visiones que no sirven para responder a una pregunta tan inquietante y fascinante. Es necesario hacer un análisis mucho más detallado de las miles de parcelas que componen la gastronomía como hecho cultural, para tener una visión mucho más panorámica y real, de lo que supone ya hoy comprar comida online y como será este sector en el futuro.

Cada día nos encontramos con novedades que nos permiten afinar pronosticando lo que puede suceder en 25 años en aspectos muy concretos. El disgusto que enfrentan los millennials por tocar la carne cruda que están a punto de cocinar es una conjetura, con datos del pasado y del presente, de cómo serán las decisiones alimentarias y las elecciones del mañana.

Una de las novedades nos permite hacer ejercicios de especulación futurista. Cruzando algunos argumentos con otras noticias relacionadas con el tema, puedes también encontrar una profecía que podría hacerse realidad en un futuro no muy lejano, mucho menos de 25 años.

Cambiaría sustancialmente la forma en que se entregan los alimentos a los hogares. Algo que, por otro lado, podría afectar de lleno al futuro de los restaurantes.

Aunque actualmente se utilizan algunas tecnologías de comunicación y gestión contemporáneas, el modelo ha cambiado poco a lo largo de los años. Si bien el modelo del vídeo de arriba es interesante, dudo que sea el modelo de entrega que brinde una solución al uso eficiente de la robótica.

Me parece mucho más interesante el modelo en el que parece confiar Amazon para administrar sus pedidos. Al contrario de lo que indica la lógica, sus almacenes no distribuyen productos del mismo tipo colocándolos todos juntos, no. Lejos de colocar “cargadores de móviles tipo X” en un mismo lugar y todos juntos, sus instalaciones constan de miles de estanterías con nichos donde se mezclan diferentes tipos de artículos sin aparente lógica.

De esa forma, cuando los empleados de Amazon van a preparar un pedido, lo hacen en un área donde pueden encontrar muchos artículos que el cliente ha pedido, porque en lugar de tener una gran cantidad de un producto empaquetado, hay miles de ellos. Un cierto caos organizado que permite no perder el tiempo moviéndose por las enormes instalaciones de Amazon, para recoger todos los artículos que forman parte de un pedido, ya que el sistema les dice exactamente qué recoger y dónde está.

el futuro de la comida a domicilio: la historia jamás contada
el futuro de la comida a domicilio: la historia jamás contada

Hace solo unos días, el socio de Auchan / Alcampo, Alibaba, presentó su propio vehículo autónomo para la entrega de pedidos en línea. El robot, llamado G Plus, tiene su propia tecnología llamada Cainiao box, un buzón inteligente capaz de desbloquear el acceso al comando mediante reconocimiento facial.

Si bien algunos indicadores sociales indican que los jóvenes salen cada vez menos de casa, la distribución de alimentos, o la compra online de alimentos, no se puede lograr estando físicamente en el punto de entrega del pedido. Por esta razón, empresas multinacionales como Visa están probando diferentes modelos en un laboratorio de compras, donde pueden experimentar con diferentes fórmulas para ganar y retener clientes.

El caso más conveniente es el que permite retirar la compra de alimentos en línea desde un buzón ubicado en un punto de encuentro acordado, que se desbloquea para el acceso con la tarjeta Visa.

Es posible que en los próximos meses veamos servicios de recogida para compras de comida online, al estilo de Mc Auto. De hecho, supermercados como ELeclerc ya cuentan con este servicio llamado Drive, en Francia, con la desventaja de que se necesita el coche para completar el proceso.

Parece que no tendrá mucho futuro después cuando dejes de tener coche. Pero, siguiendo con el supuesto de múltiples vehículos de reparto, es posible que los supermercados online también elijan este recurso.

Aplicaciones propias o plataformas

En este punto los expertos parecen coincidir en que los propios canales serán fundamentales en el futuro para que las marcas eviten la situación actual en la que ven que las plataformas de entrega de alimentos hacen que el servicio de entrega no les sea rentable. Los grupos de interés también sintieron la necesidad de educar a los usuarios y explicar el verdadero costo del servicio, algo complicado debido a las políticas de promociones y eliminación de los costos de envío que dominan el mercado en algunos agregadores que compiten ferozmente por el dominio del segmento.

En España, las marcas abogan a favor de la hostelería y su capacidad para mantener un servicio activo y seguro para la población, además de solicitar uniformidad de criterio a las Comunidades Autónomas a la hora de regular el delivery y take out. 

En cuanto al futuro

Ha surgido la visión de una industria hotelera donde el delivery y take-out se fortalecerá aún más en su crecimiento, pero donde no desaparecerá el placer de volver a disfrutar de la experiencia en el local. Pero se mantendrá cierta prevención debido a la dura lección de la pandemia.

Aunque muy lejos en el horizonte, hay quienes pronostican un cambio de los hábitos de la calle al reparto de comida desde el teléfono móvil, es decir, la convivencia en dispositivos entre aplicaciones de restaurante y cadena.

Diferentes empresas del sector esperan saber cómo mantener el interés público en un mercado de reparto donde crece la competencia y donde el factor experiencia en locales se ve afectado por cierres y restricciones derivadas de la pandemia. 

80 / 100

Deja una respuesta