Cómo el pequeño comercio se adapta al marketing online

in MERCADO DE SERVICIOS by

Cómo el pequeño comercio se adapta al marketing online

La tecnología de Internet y las mejoras en las telecomunicaciones han revolucionado y transformado el concepto del marketing de pequeñas y medianas empresas, además de aquellas más grandes que han aplicado en un mayor nivel las diferentes posibilidades de esta nueva idea de comunicación comercial. Las ventajas son evidentes y se traducen en diferentes formatos. Desde los mailings masivos al concepto de los vídeos. La red es un canal cada vez más rentable para el comercio mediano, que ha potenciado notablemente su uso durante los últimos años. 

Cómo el pequeño comercio se adapta al marketing online
Cómo el pequeño comercio se adapta al marketing online

El marketing online no es una acción exclusiva de los gigantes de cada sector. Cada compañía, de acuerdo con sus posibilidades económicas y de alcance, tiene su hueco en el amplio espacio de Internet. La profesionalización de la publicidad online es una realidad que también ha llegado a las tiendas de barrio, que han encontrado fórmulas para conectar su producto con el mundo de la red. ¿Cómo han mejorado las campañas de comercio electrónico y de publicidad digital para las empresas de menor tamaño? Los factores son múltiples. 

El mayor uso de Internet entre públicos de distintos perfiles ha llevado a las tiendas tradicionales a reinventarse. El primer paso fue entrar en las redes sociales, si bien este proceso ha exigido adaptaciones a las diferentes variantes y transformaciones que estos canales de comunicación han experimentado en la última década. Facebook era el canal líder y si bien mantiene una importancia capital en el negocio online, otras redes como Instagram y TikTok le han ganado terreno. Los comerciantes, tanto jóvenes como aquellos más mayores, han sabido renovarse y buscar la fórmula para difundir sus productos. La especialización de agencias de comunicación especializadas ha facilitado enormemente esta tarea. 

Las tiendas han creado perfiles en estas redes sociales para acercarse más a su público. Es, además, un canal de proximidad que permite llegar a clientes habituales como a posibles futuros de una manera fácil y económica. La tendencia apunta al uso del vídeo como un medio rápido y eficaz para explicar y mostrar las últimas novedades. Incluso cada vez más comerciantes se atreven a hacer conexiones en directo para mostrar su producto y mejorar la comunicación con sus seguidores. 

La rentabilidad de este esfuerzo es evidente y se aprecia en el incremento de empresas españolas que tienen redes sociales. En 2019, el 51 por ciento de ellas cumplían esta condición, mientras que cinco años antes el porcentaje se situaba por debajo de los 35 puntos. 

La venta online

El paso más reciente que algunas de las pequeñas y medianas empresas han llevado a cabo ha sido el de instalar sus tiendas digitales, desde las que venden directamente sus productos. Las mayores posibilidades de los canales de venta por Internet en cuanto a presentación y seguridad, sumado a la mejor organización de las empresas de transporte son factores que han impulsado este concepto. 

La idea de que el comercio electrónico puede acabar con las tiendas tradicionales se ha diluido porque los empresarios han encontrado la vía para que ambos espacios convivan y se retroalimentan. La tienda online es un complemento al modelo tradicional y lo refuerza gracias a las numerosas ventanas que se abren en el mercado global. 

La fuerza del mailing

¿Se ha quedado obsoleto el correo electrónico? Definitivamente, no. Esta idea que salió a relucir cuando las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea ha perdido fuerza hasta el punto de que el canal del correo electrónico se ha convertido en el más utilizado para la comunicación a escala profesional. Desde el punto de vista comercial, este auge tiene muchas salidas. 

El uso generalizado del teléfono móvil hace que muchas personas consulten las entradas de correo prácticamente al instante, en cualquier punto, ya sea en el sofá de casa o en la parada del autobús. Las empresas son conscientes de esta tendencia y ponen en marcha desarrolladas campañas de publicidad a través de correos electrónicos muy bien diseñados y preparados para vender un producto. Los avances técnicos  también han ido mejorando este formato publicitario, que ahora incluye elementos audiovisuales de alta calidad como imágenes y vídeos, acompañados de mensajes directos y enlaces que conectan al lector con los objetivos de la empresa. 

¿Cómo puede un comercio de barrio hacer una campaña de mailing? Existen varias vías para llevar a cabo este concepto y en muchas de ellas tiene una notable influencia las acciones ‘offline’, es decir, aquella que se realiza fuera de Internet. Pedir a los clientes que rellenen un formulario, en el que introducen su dirección de correo, para acceder al sorteo de un regalo es una vía muy común que suele funcionar, especialmente entre el público que acude al establecimiento con más frecuencia. Cuando se disponen de los datos, es el momento de tirar de creatividad para llamar la atención a través del mailing. Si el producto es bueno, los receptores lo agradecerán y esperarán con buena acogida los siguientes envíos. Es solo un ejemplo de las crecientes y numerosas vías para canalizar al público del día a día a través del mundo digital.

66 / 100

Si quieres un post patrocinado en este blog, un publirreportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com HABLAMOS

1 Comment

Deja una respuesta