LAS FRANQUICIAS INMOBILIARIAS LOW COST

in BLOG/LO QUE HAY QUE HACER PARA EMPRENDER/SECTORES DE LA INDUSTRIA by

LAS FRANQUICIAS INMOBILIARIAS LOW COST – La gente ha vuelto a fijarse en las agencias inmobiliarias como negocio. No sucedía desde hacía más de siete años. En dos mil seis no había datos que adelantasen lo que estaba por venir. Eso dicen algunos “entendidos” del sector inmobiliario. No estoy de acuerdo, pues no hacía falta ser muy listo para saber que el globo estaba tan hinchado que terminaría por explotar. Y explotó.

Recuerdo a un amigo mío enfadarse porque le dije que la casa que la casa por la que se había hipotecado no tardaría en perder bastante del valor que acabará pagando. Me dijo, muy listo él, que las casas nunca bajan de precio. Dos años después su casa tenía un precio de 80.000 euros mientras que el pagará casi doscientos mil, el día que pueda decir por fin (si llega ese momento) “esta casa ya es mía”.

Bueno, el caso es que el sector inmobiliario vuelve por sus fueros, se nota mejoría y parece ser un buen sector para iniciar un negocio. Mi consejo es que andes con pies de plomo, emprendas, pero siempre pensando que en el mundo en el que vivimos nada es eterno. Jamás te hipoteques en algo de lo que quizás mañana, o pasado mañana, no puedas responder. No quiero ser más claro, pero a buen entendedor…

LAS FRANQUICIAS INMOBILIARIAS LOW COST – Se recupera el sector inmobiliario.

Las grandes fortunas se hacen más grandes y más fortunas, y los fondos de inversión, los activos inmobiliarios, y el pequeño empresario y el emprendedor son conscientes de ello.

Aparecen también las inmobiliarias ‘low cost’ que representan un reto. Tal y como ha sucedido con AirbNb en el sector del alojamiento, o BlaBlaCar en cuanto a los viajes compartidos, el sector inmobiliario se rehace impulsando oportunidades nuevas y novedosas para los emprendedores más hábiles. El nuevo modelo de agencias emplea la tecnología y la Red.

Hay nuevos modelos que se aproximan más a la economía colaborativa que a las prácticas clásicas de la compra y venta de inmuebles. He contado hasta una decena de agencias de este tipo. En otros países, son ya una sería competencia para la recuperada industria inmobiliaria clásica. Normalmente la agencia no efectúa la operación, sino que pone en contacto a compradores y vendedores y les ofrece los servicios. Cobra una comisión por ellos.

LAS FRANQUICIAS INMOBILIARIAS LOW COST – Reality Plus

El último modelo de este tipo que he conocido es el de la franquicia barata sin local, Reality Plus, una red inmobiliaria singular. Comparten negocio entre todos y cada uno de los agentes y oficinas y de una manera real. Tú puedes participar también y te garantizan que no serás uno más, pues se tomarán en cuenta todas tus propuestas para la mejora del Conjunto.

Se trata de una Red Tecnología Avanzada y disponen de las herramientas de comunicación más avanzadas además de un sistema colaborativo que garantiza de alguna forma el aumento del negocio. Bastantes emprendedores vuelven a ver una ocasión de negocio y montan pequeñas oficinas.

Ernesto, tras quince años como empleado, se quedó en paro y decidió capitalizar la prestación, montando ahora su agencia. Lleva un par de años y está contento. En los últimos meses han abierto muchas otras. ¿Serán las inmobiliarias las nuevas fruterías?

LAS FRANQUICIAS INMOBILIARIAS LOW COST ¿Por qué las franquicias inmobiliarias son una buena ocasión de negocio?

Primero porque viven un repunte. Somos testigos de los primeros datos positivos de la economía general desde hace unos años. Hay esperanzas de desarrollo positivo. Para muchos usuarios puede que el contexto les sea favorable a la adquisición de una vivienda.

Desde la perspectiva de quienes desean empezar a operar en lo inmobiliario, estas franquicias requieren de una operativa fácil. Incluso aunque no se tenga experiencia anterior en el ámbito. Hay franquicias inmobiliarias baratísimas y aptas para locales pequeños. Franquicias inmobiliarias en línea e inclusive sin local. Son renovadores conceptos.

Así se atrae al emprendedor. Una nueva forma de autoempleo, capitalizando el paro, y sin excesivos costos fijos mensuales. El inversor que busca diversificar supone el diez por ciento de los franquiciados. Ahora bien, no es la panacea. Seguramente no es para hacerse rico. Pero seguramente sirva para hacer negocio unos cuantos años. Y si no la “piciamos” otra vez, quizás se transforme en un negocio para toda la vida.

Recuerda que no toda la gente tiene perfil de franquiciado. Hay que ser muy comercial, saber del trato con el cliente y echarle horas de trabajo. Tener conocimientos anteriores no es una barrera de entrada. La mayor parte de los franquiciados son extraños al ladrillo.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publirreportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com HABLAMOS

Deja un comentario